La comunidad de desarrollo y el ecosistema de innovación de Bitcoin

La comunidad de Bitcoin se muestra enormemente activa y colaborativa y en este artículo podrás descubrir algunas de las iniciativas que se están desarrollando al respecto.

De todo lo que estoy descubriendo en este estudio veraniego sobre Bitcoin lo que más me está sorprendiendo y gustando es el dinamismo de la comunidad de desarrollo de proyectos basados en esta tecnología y el ecosistema que se está creando entre aquellos interesados en potenciar el uso de la criptomoneda.

La verdad es que cuando empiezas a informarte sobre todo lo que rodea a Bitcoin no es fácil darte cuenta de que existe esa comunidad y de todo lo que están desarrollando, porque por la complejidad de la tecnología, te sueles enfocar en las funciones principales que ya de por sí lleva tiempo aprender. Para empezar resulta complicado usarlo, porque la mayoría de la gente tiene que comprar los bitcoin en un exchange y eso supone una barrera de entrada inicial. Si la gente pudiese ganarlo por su trabajo, como ocurre con el dinero convencional, aumentaría mucho su uso, ya que podría haber mucha gente que quisiese ahorrar parte de su sueldo en Bitcoin en lugar de en dinero sometido a la inflación. De esta forma se podrían desarrollar servicios como los que ofrecen las empresas que permiten cobrar el salario de manera anticipada, pero enfocados en facilitar a las empresas pagar a sus empleados en Bitcoin.

Cobrar una parte del salario en forma de Bitcoin podría ser una manera excelente de potenciar el uso de la criptomoneda, en primer lugar por eliminar la barrera de entrada de pasar por el proceso de compra, también por facilitar que la gente tome la decisión de preahorrar en lugar de esperar a final de mes para ver si le queda algo de dinero disponible para el ahorro y sobre todo porque de esta forma una parte del ahorro podría estar en forma de una moneda cuya expectativa de futuro pasa por la revalorización en lugar de por la devaluación. La barrera a saltar en este caso es el miedo a la volatilidad que caracteriza al precio de Bitcoin y la forma de solucionarlo es, por el momento, fijando esa cantidad a cobrar en dinero convencional, para que no dependa de la fluctuación del precio. Entonces la clave está en que la gente entienda que a largo plazo el precio de Bitcoin tenderá a subir, debido a su escasez y al aumento de su utilidad.

Así una vez que se ha roto la barrera del acceso, la gente podría empezar a experimentar con todas las utilidades que ofrece Bitcoin en cuanto a transferencia de valor, depósito de valor, protección contra la inflación, medio de pago, … y sobre todo con las nuevas funcionalidades que se están creando en capa dos, como son los micropagos, smart contracts y otro tipo de servicios de finanzas descentralizadas.

Otra forma de eliminar la barrera de que la gente comience a usar Bitcoin es a través de la mejora de la usabilidad de las aplicaciones que permiten comprar, almacenar y realizar pagos con la criptomoneda, algo que es una prioridad para todos aquellos que trabajan en este sector, aunque siempre que esto no suponga renunciar a otros aspectos importantes como son la seguridad, la privacidad y la descentralización.

Entonces, una vez que la gente se va incorporando a la comunidad de usuarios de Bitcoin, es cuando podemos empezar a fomentar su uso a través de diferentes utilidades, por ahora especialmente en el marco de las finanzas descentralizadas. Pero en este caso, a diferencia de lo que ocurre con otras criptomonedas y con el dinero de los gobiernos, lo que permite Bitcoin es establecer un contrato social en el que las reglas de funcionamiento están 100% claras y no pueden ser cambiadas a menos que exista un consenso por parte de los que sostienen la comunidad a través de sus nodos.

La transparencia como base para la confianza

Uno de los aspectos en los que más se diferencia Bitcoin de los modelos monetarios anteriores, incluso los que tenían como patrón el oro, es en la transparencia, ya que en el caso de Bitcoin todo es público y conocido, desde la base monetaria, que ya sabemos que va a tener un máximo de 21 millones, a cómo se van generando esas monedas, pasando por todo tipo de información sobre su funcionamiento, que podemos conocer en tiempo real a través de servicios como Blockchain Explorer.

Por esto se dice que Bitcoin es un sistema sin confianza, porque no es necesario conocer a la persona con la que estás interactuando para confiar en ella, ya que en lo que confías es en el sistema de intercambio que estás utilizando para realizar esa interacción.

La transparencia también resulta muy positiva en lo relativo a la evolución de la comunidad, en este caso de cara al desarrollo de la red, por un lado gracias al modelo Open Source y por otro al sistema de consenso en el que toda la red debe aceptar de forma unánime la información que queda registrada en la blockchain. Por esto es importante que cada vez haya más gente que forma parte de la comunidad de Bitcoin que se lance a tener su propio nodo, para que la descentralización vaya en aumento y no dependa exclusivamente de aquellos que se dedican a la minería.

Cómo tener tu propio nodo de Bitcoin

Tener tu propio nodo de Bitcoin es una buena manera de entrar de lleno a formar parte de este ecosistema, ya que es el siguiente paso lógico a poseer la criptomoneda, ya sea como forma de ahorro o para operar con ella. 

Lo que ocurre es que como esta tecnología es muy nueva, aún hay muchas cosas que no son tan sencillas como han llegado a serlo en Internet, aunque esto está mejorando de forma muy rápida. Así podemos asemejar tener un nodo propio a como ha sido tener tu propia página web, algo que hace 20 años era bastante complicado, pero que ahora es tremendamente sencillo gracias a servicios como WordPress. Entonces para el caso de los nodos tenemos opciones como Umbrel que también están trabajando para facilitarnos enormemente todo el proceso relativo a tener nuestro propio nodo de Bitcoin.

Tener nuestro propio nodo de Bitcoin aumenta significativamente nuestra soberanía en relación con el dinero, ya que nos permite entender mucho mejor cómo funciona esta red de transferencia de valor y nos ofrece información directa sobre nuestras propias transacciones, sin tener que depender de terceros para realizar tanto las transacciones como la verificación de las mismas. Además estamos siendo nosotros mismos los que colaboramos a la descentralización de la red, lo cual es una de las preocupaciones principales en relación con la seguridad, por lo tanto si queremos un Bitcoin seguro, nosotros podemos aportar mucho teniendo un nodo propio.

RSK como ejemplo a seguir para la comunidad

Entre las iniciativas que se están llevando a cabo en la comunidad de Bitcoin me gustan especialmente los proyectos RSK y Rif desarrollados por IOVLabs, porque tienen un marcado carácter social, al estar creando herramientas para facilitar la inclusión financiera de la población desbancarizada. Esto es algo que muchas veces no consideramos los que tenemos la suerte de vivir en países donde hace mucho tiempo que existe un sistema que facilita el acceso a la gestión financiera, aunque sea de manera centralizada, con muy poco control sobre ello y con un alto coste para nosotros. Pero al menos no estamos tan mal como en muchos lugares donde ni siquiera existe esa infraestructura o resulta sencillo para la gente acceder a ella. Entonces es cuando nos damos cuenta de por qué en países como Nigeria y Vietnam se usa tanto Bitcoin por parte de la población y también por qué está aumentando mucho el uso en países de América Latina como Perú y Argentina.

La alta penetración de los smartphones entre la población de estos países ha resultado determinante para que ahora podamos estar hablando de que los no bancarizados están usando Bitcoin y esto está mejorando mucho también gracias al esfuerzo que están haciendo algunas wallets como Blue y Muun por simplificar enormemente su funcionamiento para que cualquier persona, con unas nociones muy básicas de uso de aplicaciones móviles pueda utilizarlas.

En este contexto es donde está trabajando el equipo de IOVLabs para construir la infraestructura necesaria para dotar a Bitcoin de una mayor utilidad que la actual como medio de intercambio y reserva de valor, añadiendo una segunda capa sobre la blockchain de Bitcoin a través de la cual construir lógica de negocio, por medio de smart contracts y posteriormente una tercera capa sobre la que ofrecer servicios de cloud, identidad, comunicaciones y micropagos. Todo esto con la idea de que posteriormente otros desarrolladores puedan crear a su vez nuevos servicios financieros descentralizados, como está haciendo ya el equipo de Money On Chain, con el foco puesto en el desarrollo de una Stablecoin y un modelo para obtener rentabilidad de los bitcoins en propiedad.

De esta forma tenemos a RSK como la plataforma para crear Smart Contracts con la seguridad que ofrece la propia red de Bitcoin, lo cual ayuda a aumentar la versatilidad de esta red que de base tiene sus funcionalidades limitadas al almacenamiento y transferencia de valor. Y por otro lado encontramos Rif OS como el framework de infraestructura que funciona sobre RSK y que está enfocado en el desarrollo de economías colaborativas descentralizadas. Sus creadores han visto necesario construir una serie de utilidades, que además estén interconectadas entre sí, con el objetivo de que cada vez resulte más sencillo crear dApps, las aplicaciones descentralizadas que estarán disponibles en un marketplace para que puedan ser usadas por aquellos que quieran mejor sus finanzas gracias a Bitcoin.

Ejemplos de innovación generada en el ecosistema de Bitcoin

Además de RSK en la comunidad de desarrolladores de Bitcoin podemos encontrar muchas otras iniciativas que no solo buscan mejorar la funcionalidad base de esta tecnología sino también ampliarla. Algunas de estas iniciativas que vale la pena conocer son:

  • RGB es un conjunto de protocolos para contratos inteligentes escalables y confidenciales para Bitcoin y redes Lightning, donde se adoptan conceptos de propiedad privada y mutua, abstracción y separación de preocupaciones, lo cual representa una forma completa de Turing de computación distribuida sin confianza que no requiere la introducción de tokens.

  • DLC es una implementación de smart contract que permite la creación de oráculos blockchain sencillos de implementar, seguros y fáciles de usar sobre la red de Bitcoin. Para ello establecen puentes de comunicación que llevan información del mundo real a la blockchain, para que una vez allí esa información sea procesada por smarts contracts dentro de Bitcoin, o cualquier otra blockchain que implemente los DLCs.

  • Miniscripts es un nuevo lenguaje enfocado a facilitar la escritura de contratos inteligentes en la red de Bitcoin de forma estructurada, permitiendo análisis, composición y firma genérica. Su objetivo principal es implementar condiciones de gasto y predicciones de gasto, que consisten en varias combinaciones de firmas, hash locks y time locks.

  • ION es una red de código abierto de capa 2 que se ejecuta en el blockchain de bitcoin, con el objetivo de mejorar drásticamente el rendimiento de un sistema de Identidad Digital Descentralizado, logrando decenas de miles de operaciones por segundo. Para ello se establece un almacenamiento descentralizado de metadatos de identidad, mediante el sistema de archivos interplanetario IPFS.

Conclusión

La comunidad de Bitcoin se muestra enormemente activa y colaborativa. Tras unos años en los que el protagonismo lo acaparó Ethereum, por su mayor versatilidad a la hora de desarrollar aplicaciones descentralizadas, cada vez más gente está apostando por construir nuevas funcionalidades sobre Bitcoin, debido a su mayor seguridad, descentralización y trayectoria. Una vez que hemos visto que funcionan perfectamente utilidades como Lightning Network, construidas como segunda capa sobre la base de Bitcoin, ahora ya no hay ningún inconveniente para seguir desarrollando nuevas funcionalidades para mejorar la utilidad que reciben los usuarios de Bitcoin.